Plan de Inversión

Fotografía de dos emprendedores preparando un plan de inversión

¿Qué es un plan de inversión? Un plan de inversión es un documento que sirve para guiar tus inversiones. Este documento es el resultado de un estudio, que busca responder básicamente a tres preguntas:

  • ¿De cuantos recurso dispongo?
  • ¿Qué riesgos existen?
  • ¿En qué invertir esos recursos?

Como ves, son preguntas bastante concretas, pero que contestarlas son esenciales para la supervivencia de la inversión de tus recursos.

Tipos de planes de inversión

Cuando hablamos de planes de inversión, nos referimos siempre a dos tipos:

A rasgos generales, los dos son muy similares. La gran diferencia es el tipo de bienes que vamos a adquirir, y la evaluación de riesgos.

En este artículo, nos vamos a centrar en los planes de inversión corporativos. Pues para cubrir este tema para los valores bursátiles, requiere una mayor experiencia de ese tema. Aunque si ya te consideras experto, podrás comprobar que siguiendo este artículo, podrás aplicarlo a la inversión bursátil muy fácilmente.

Y si aún no tienes el conocimiento suficiente, te recomendamos nuestro libro para que adquieras los conocimientos básicos de bolsa:

Portada de nuestro libro para aprender a invertir en bolsa y tener nociones de hacer un plan de inversión
Precio: 2.99€

Botón para comprar nuestro eBook Bolsa para novatos

Con este libro, adquirirás los conocimientos básicos para poder invertir en bolsa con cierta seguridad y confianza. Además de aprender los conceptos básicos de una forma muy sencilla y agradable.

¿Cómo elaborar un plan de inversión?

Por lo general, el plan de inversión forma parte de un plan de negocio. Para los que no estén tan puestos en el tema, un plan de negocio es un documento que muestra el camino a seguir para hacer un negocio rentable.

Pues bien, parte de ese camino, se basa en plantear una visión más general sobre los recursos que disponemos, y cuáles son los objetivos que queremos conseguir con esa inversión. En el mundo bursátil, hablaríamos de analizar el riesgo y calcular el retorno de la inversión.

Para ello, el documento, generalmente cuenta con las siguientes secciones:

Definir objetivos

Este es el punto más importante del plan de inversión. Básicamente se trata de responder a la siguiente pregunta, ¿qué quieres conseguir con la inversión?

Y es que no siempre es fácil contestar a esta pregunta, por poner un ejemplo, los objetivos de una campaña de márqueting pueden ser muy distintos dependiendo la empresa. Estos son algunos ejemplos:

  • Dar a conocer el producto para conseguir un efecto viral
  • Exponer el producto a clientes para recolectar su feedback e implementar mejoras
  • Construir un nombre de marca

Como puedes ver, no siempre tenemos por objetivo un retorno monetario directo. En muchas ocasiones, simplemente se trata de una inversión con un retorno más abstracto, o a largo plazo.

Analizar recursos de partida

En. esta sección, básicamente hacemos una auditoria de cuantos recursos dispones para tu plan de inversión. Y cuando hablamos de recursos, no solo hablamos de dinero, aquí entran los siguientes tipos de recursos:

  • Dinero
  • Tiempo que se va a invertir
  • Equipamiento y maquinaria disponibles que se localizan a esta inversión
  • Recursos humanos en plantilla focalizados a este objetivo.

Recuerda, la lista anterior, hace referencia a recursos de los que dispones actualmente. Si vas a necesitar nuevos recursos, eso se interpreta como parte del plan de inversión.

Además, un efecto secundario de esta sección, es que obliga a ajustar tu plan a los recursos reales. Ese ajuste, implica que debes priorizar aquellas partes del plan más importantes que te acercarán más al objetivo que el resto.

Establecer la estrategia

Una vez se tiene una visión completa de los objetivos a conseguir, y de los recursos disponibles, se trata la estrategia de inversión. Esta sección consiste básicamente en los siguientes puntos:

  • Indicar los plazos de la inversión con el retorno esperado
  • Analizar los riesgos de la inversión en cada etapa del proceso
  • Y desglose del plan de inversión en etapas o fases

Además, en muchos casos se recomienda realizar esta estrategia de inversión en varios escenarios. Por ejemplo, plantear los puntos anteriores en un escenario optimista, neutro o pesimista.

Y planes de acción para transicionar la estrategia de un escenario optimista a otro más negativo, en cualquier fase de la inversión.

Aplicar la estrategia

Este punto se trata básicamente de poner en marcha el plan. Algo a tener muy en cuenta es, intentar recabar el máximo de información tanto de entrada, como de progresión y retorno, de cada acción ejecutada.

Queremos información para poder analizar, y tomar acciones en caso de necesidad, o aprender sobre la aplicación del plan.

Analizar el seguimiento del plan

Como sabrás, los planes pocas veces siguen exactamente lo previsto. Es por ello, que se requiere un seguimiento y un análisis de la progresión de este.

Lo que buscamos, es anticiparnos a problemas, o a intervenir cuando los problemas son pequeños, para poder actuar y reconducir el proceso hacia lo que teníamos planeado. O a veces, incluso nos tocará modificar nuestro plan de inversión, para adaptarnos a imprevistos.

Diferencia entre plan de inversión y estrategia de inversión

Inversor seleccionando estrategia bursátil para agregar a su plan de inversión

A pesar que para los que no estén familiarizados con el mundo de la bolsa, estos dos términos pueden ser muy parecidos, la realizad es que tienen objetivos muy distintos.

Cuando un inversor profesional, piensa en estrategias de inversión, lo que busca es un mecanismo que le dé un retorno de inversión positivo. En la frase en negrita hay dos partes fundamentales que marcan la diferencia:

  • Mecanismo: Una estrategia de inversión es una herramienta, que puede ser para distintos activos y distintas situaciones. Y que sirve para rebajar el riesgo de la inversión.
  • Retorno de inversión: Esto significa que si invertimos un dinero X, esperamos obtener un valor mayor, o sea X + Y.

Y es por ello, que existen varias herramientas o estrategias de inversión. Estos son algunos ejemplos: comprar y mantener, compra en mercados cíclicos, invertir en empresas con crecimiento, etc.

Por contra, un plan de inversión es un análisis sobre ajustado a nuestras necesidades. Es decir, aquí no existen herramientas genéricas que podamos aplicar, pues se trata de un estudio que describe nuestra situación financiera, qué objetivos queremos conseguir con esos recursos, y cuáles son los riesgos que podemos encontrar.

Consejos para principiantes

Famoso esquema de plan vs realidad

¿Te resulta familiar el dibujo que acompaña a esta sección? Pues bien, para nosotros, este gráfico lo dice todo. Y nos vamos a basar en el para darte los consejos:

  • lo más realista posible, este es quizás es el más importante de todos. Esfuérzate en que tu plan de inversión se parezca más al dibujo realidad que al del plan.
  • Intenta ser pragmático, y es que es imposible cubrir todos los riesgos e improvistos desde el inicio. Hay que ser pragmático y no caer en el problema de parálisis por análisis.
  • Se flexible con tu plan. Es muy común ceñirse al plan como si de la verdad absoluta se tratara, pero como ves existen muchos inconvenientes que no podrás prever. Recuerda, un plan de inversión es una guía, un listado de órdenes a ejecutar.
  • Acepta que puedes fracasar. De nada sirve negarse esa realidad, pues aceptándolo te ayuda a adaptarte a los imprevistos, y evitar el fracaso.
  • Y quizás otro de los más importantes, aprende de tus errores. Es normal fracasar, es normal intentarlo varias veces y que no funcione, pero recuerda, que todo el mundo aprende a andar cayéndose muchas veces.

Así que ánimos, y suerte con tu negocio.


¿Te ha sido de utilidad este texto? De ser así, nos encantaría que nos compartieras con conocidos tuyos a los que les pueda ayudar. Y por supuesto, si tienes algo que decirnos, no dudes en dejarnos un comentario. Muchas gracias por leernos.